Introducción a los contratos inteligentes para principiantes

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

En el post de hoy os ofrezco una introducción contratos inteligentes para aquellos principiantes que quieran aprender qué son, cómo funcionan y qué aplicaciones tienen en la vida real. Empecemos.

Al ingresar al mundo de la blockchain y las criptomonedas, lo más probable es que hayas topado con los términos “contratos inteligentes” y “activos digitales”.

Ethereum es la cadena de bloques más conocida para la creación de contratos inteligentes y activos digitales. Pero, ¿qué significan realmente estos términos y qué relevancia tienen para ti como inversionista en blockchain ?

Activos digitales

En primer lugar, es importante entender qué son los activos digitales. Los activos, por definición, son recursos económicos a los que se puede adjuntar un valor y que pueden ser propiedad de una parte. Además, se espera que un activo genere valor en el futuro.

Los activos pueden ser tangibles e intangibles. Ejemplos típicos de activos tangibles son propiedades, maquinaria, inventarios, metales preciosos y monedas. Los activos intangibles son los derechos de autor, las marcas registradas y las patentes.

Con el crecimiento de internet, los activos digitales han penetrado en el mercado y se han hecho eco en la economía mundial, pues están sujetos a la misma definición que los activos ordinarios.

De este modo pueden ser de propiedad y tener un valor económico. Lo que los diferencia de los activos tradicionales es que los activos digitales no están en el mundo físico, sino en el espacio digital. Son binarios, por lo tanto, en su esencia, son combinaciones de 1 y 0.

Ejemplos de activos digitales son datos, software, diseños, direcciones electrónicas, elementos virtuales de mundos virtuales y, por supuesto, criptomonedas.

La mayoría de las personas tienen dificultades para entender el valor de algunos activos digitales, ya que son intangibles y binarios, lo que hace que muchas personas crean que no tienen un valor intrínseco. Sin embargo, el valor actual y en continuo aumento del mercado criptográfico (aunque ahora nos encontramos en un mercado bajista) parece evidenciar lo contrario.

Contratos inteligentes

La mayoría de los contratos actualmente se ejecutan a través de sistemas centralizados que son operados por terceros. Ya sea que quieras comprar una casa, un automóvil o emitir un nuevo pasaporte, tendrás que recurrir a un tercero para completar el contrato.

Para llevar a cabo este proceso, es necesaria una gran cantidad de interacción de ida y vuelta y estos procesos pueden llevar mucho tiempo porque hay varias partes involucradas no relacionadas que necesitan suministrar y verificar los documentos apropiados.

Actualmente necesitamos este sistema porque es la única forma en que podemos validar la autenticidad de los documentos y confiar en partes desconocidas.

Si deseas comprar una casa, el propietario actual quiere asegurarse de que recibirá el dinero, el gobierno quiere saber quién es el propietario de la casa y tu quieres asegurarte de que la casa pertenezca realmente al propietario proclamado y verificar el estado de la misma.

Todo esto cuesta tiempo y dinero, y ambos podéis ahorrároslos empleando contratos inteligentes.

Los contratos inteligentes no son muy diferentes de los contratos regulares, pues la diferencia principal es que los primeros se ejecutan automáticamente.

Un ejemplo simple de un contrato inteligente es pedir un libro electrónico en línea. Tu puedes seleccionar el libro electrónico que deseas y lo recibes. La fecha y la hora exactas en que recibiste el libro electrónico se ingresarán en el contrato y, cuando hayas terminado el libro electrónico, el contrato se terminará y, en consecuencia pagarás por el tiempo que lo tuviste. En resumen, no se necesita a un tercero.

Los contratos inteligentes no son un concepto nuevo; pues la única barrera es que eran extremadamente difíciles de implementar, ya que aún necesitaban ser verificados por un tercero central.

La blockchain elimina esta necesidad ya que esta tecnología está protegida por su red descentralizada. Los documentos no pueden manipularse en la cadena de bloques, lo que significa que los contratos inteligentes finalmente pueden ejecutarse de manera eficiente y segura.

Los contratos inteligentes son líneas de código que están escritas en una cadena de bloques. Los códigos representan acuerdos que se llevan a cabo automáticamente por computadoras o nodos de cadena de bloques. Una vez que se ejecuta el contrato, este libro mayor de blockchain se actualiza y la red puede verificar la finalización del contrato.

La secuencia de los contratos inteligentes provoca un efecto dominó. La finalización de cada término del contrato activará automáticamente el siguiente término hasta que se cumpla el contrato. Esta lógica se llama ifhisthenthat y ya se utiliza, por ejemplo, en correos electrónicos de suscripción.

Digamos que quieres recibir un boletín semanal. En este caso ingresarás tu correo electrónico y aceptarías los términos y condiciones. Esto conduce automáticamente a que recibas un correo electrónico de confirmación y, una vez que confirmes tu correo electrónico, te suscribes y recibes automáticamente el boletín.

La automatización y la no necesidad de interferencia humana es lo que hace que los contratos inteligentes sean tan prometedores.

En lugar de necesitar verificación humana sobre si se cumplen todas las obligaciones de un contrato, los contratos lo harán ellos mismos. Las partes que se desconocen entre sí pueden realizar transacciones entre sí sin la necesidad de confianza.

El proceso de verificación de la cadena de bloques proporciona confianza. Los contratos se almacenan en esta y todas las partes tienen acceso a la información de la misma. Cada paso del contrato inteligente se verifica y almacena en la cadena de bloques en orden cronológico, lo que hace posible analizar la secuencia completa de eventos dentro del contrato inteligente.

Aplicaciones de los contratos inteligentes en la vida cotidiana

Terminemos con otro ejemplo de cómo los contratos inteligentes pueden cambiar la forma en que funciona el mundo.

1- Digamos que quieres comprar un coche de segunda mano que ahora es propiedad de otra persona. Solicitas los detalles y el historial del automóvil (contrato inteligente), que se almacenan (contrato inteligente) en una cadena de bloques.

2- Te gusta lo que ves y te gustaría tomar el coche para una prueba de conducción. Tu otorgas al propietario actual acceso total (contrato inteligente) a la cadena de bloques que almacena tu información personal (contrato inteligente) como garantía.

3- Digamos que el coche se conduce solo, y al dar acceso a tu información personal, el auto se dirigirá a tu casa (contrato inteligente). Te gusta el coche y decides comprarlo. Transfieres una criptomoneda de tu elección al vendedor y, al mismo tiempo, la propiedad del automóvil se transfiere a ti (contrato inteligente).

Como puedes ver, no es necesario ningún banco, concesionario de automóviles o institución para esta transacción.

Esta es solo una de las numerosas posibilidades que pueden cumplir los contratos inteligentes. Eliminan la necesidad de confiar en otras partes y ahorran tiempo y dinero. Ethereum es actualmente la plataforma número uno de blockchain para construir contratos inteligentes.

No obstante, existen otras plataformas de contratos inteligentes como NEO , Qtum y Cardano, las cuales tienen un futuro prometedor.

Share.

About Author

Leave A Reply

  • bitcoinBitcoin
    (BTC)
    $ 3,437.65 1.28%
  • rippleXRP
    (XRP)
    $ 0.304232 1.2%
  • ethereumEthereum
    (ETH)
    $ 90.58 0.43%
  • stellarStellar
    (XLM)
    $ 0.111375 3.26%
  • tetherTether
    (USDT)
    $ 1.00 1.05%
  • eosEOS
    (EOS)
    $ 1.97 0.26%
  • bitcoin-cashBitcoin Cash
    (BCH)
    $ 97.30 5.78%
  • litecoinLitecoin
    (LTC)
    $ 24.19 2.07%
  • tronTRON
    (TRX)
    $ 0.013428 0.5%
  • cardanoCardano
    (ADA)
    $ 0.030579 0.01%
  • moneroMonero
    (XMR)
    $ 42.93 2.87%
  • iotaIOTA
    (MIOTA)
    $ 0.226794 2.57%
  • dashDash
    (DASH)
    $ 64.62 2.36%
  • ethereum-classicEthereum Classic
    (ETC)
    $ 3.89 0.55%
  • neoNEO
    (NEO)
    $ 5.95 3.42%
  • zcashZcash
    (ZEC)
    $ 53.85 4.71%
  • nanoNano
    (NANO)
    $ 0.823084 2%
  • iconICON
    (ICX)
    $ 0.204570 1.4%